¿Construyes o criticas? Haz el "test" de Barlow para comprobar si eres un freelance innovador

En su libro “Rethink”, sostiene que para innovar hay que pensar de una forma diferente a la habitual, y nos propone unas cuantas claves para conseguirlo. Según Barlow, hay dos tipos de personas en el mundo: los , que se oponen a cualquier , y los , que buscan formas originales y novedosas de abordar los problemas. Lo más curioso es que una misma persona puede ser las dos cosas, según el momento y la actitud. ¿En qué grupo estás tú?

1. CRÍTICOS: La expresión preferida de los críticos cuando alguien propone una idea es: “Sí, pero…” Se distinguen porque juzgan las ideas incluso antes de haberlas escuchado por completo.

2. CREADORES: Los creadores son capaces de , es decir, de pensar y abordar los problemas desde visiones y diferentes a los habituales. Eso les permite ser originales. Su forma de pensar se caracteriza por fórmulas como: “¿Por qué no?” o “¿Y si…?”

Como hemos dicho, tú mismo puedes ser un crítico en una situación, y un creador en otra. En opinión de Barlow, lo mejor para innovar es que consigas desarrollar un hábito. Es decir, que adquieras la costumbre de pensar de una forma diferente. Estos consejos pueden ayudarte:

Consejos para pensar diferente

- Sé diferente. Distínguete de los demás. Piensa qué puedes hacer para conseguir que tu actividad profesional sea diferente a la de la competencia. Un poco de creatividad y otro poco de océanos azules puede venirte bien.

- Descubre qué es lo que piensas. Nos guste o no, todos percibimos la realidad a través de determinados esquemas mentales. Muchas veces resulta imposible abordar las cosas de manera diferente si no somos capaces de modificar esos modelos mentales. Lo primero de todo es detectar cuáles son. Ponte frente al espejo o, mejor aún, frente a un amigo/a, y saca a la luz tus creencias.

El ejemplo de las gafas es muy gráfico:

Si llevas gafas verdes, verás todo de color verde. Además, al cabo de un tiempo olvidarás que llevas las gafas puestas, y no sabrás por qué lo ves todo verde. Te parecerá algo natural. Del mismo modo, no somos conscientes de nuestras creencias, ni de los modelos mentales con los que operamos cada día.

- Intenta ser un creador y no un crítico. Una actitud abierta y positiva, con muchos “¿Y si probamos?” y muy pocos “Sí, pero…”, te permitirá descubrir ideas originales.

- Céntrate en lo positivo. La realidad siempre tiene dos caras. No se trata de cerrar los ojos ante la parte negativa, sino de concentrarse en las cosas positivas. El pesimismo bloquea las acciones. El optimismo es energía pura para crear.

- Asume que no lo sabes todo. Si crees que ya te lo sabes todo, que ya lo has visto todo y que nada te puede sorprender, es muy difícil que aprendas, y que seas capaz de crear algo nuevo.

- Disfruta con lo que haces. Seguro que ya te has dado cuenta: la gente que disfruta con su trabajo suele ser mucho más feliz. Así que busca tu camino. Porque si disfrutas con lo que haces, es mucho más fácil que descubras ideas y propuestas innovadoras. En cambio, si para ti el trabajo es un castigo, sólo verás problemas en todas partes, y nunca posibilidades.

- Descubre a la gente que NO piensa como tú. Si siempre estás con gente que piensa igual que tú, y sólo lees los periódicos que te reafirman en tus convicciones, es difícil que puedas adoptar nuevos puntos de vista. Descubre a la gente que piensa diferente a ti.

¿Has descubierto ya a qué grupo perteneces?

Te recomiendo que leas el artículo “Re-Think”, pensar de forma diferente. La propuesta de Nigel Barlow para el liderazgo en la Nueva Era, publicado por José Cabrera.

Deje un comentario