¿Quién está al mando? La batalla por divertir al usuario continúa

Miércoles, 3 de junio de 2009

La batalla -metafórica- entre las diferentes siempre es apasionante y muy ilustrativa, perfecta para extraer lecciones. Las marcas están presentando sus novedades y, curiosamente, muchas de ellas se centran en el “mando”. Como ya ha sucedido en otras ocasiones, no tiene por qué ganar la marca que presente una más “desarrollada”, sino aquella que explote mejor todos los recursos disponibles para conseguir que el usuario se divierta más. Vamos a ver por qué:

La revolución

Ya hemos hablado varias veces de la estrategia de océanos azules, que consiste en abrir un nuevo que antes no existía creando productos o servicios realmente innovadores. Uno de los ejemplos más claros es el de la consola Wii de , que en vez de entrar en la batalla con sus competidores por mejorar el rendimiento gráfico y las prestaciones, apostó por crear una nueva forma de jugar: amplió los temas (deportes, juegos en familia, etc.) y consiguió llegar a nuevos segmentos diferentes que antes no jugaban. En esta exitosa , el “mando” jugó un papel fundamental. Pasó a convertirse en una parte esencial del juego, y no sólo en un “medio” exterior al juego mismo.

contra-ataca: el mando de la consola eres tú

Como es lógico, la ha tomado nota, y hoy nos encontramos en la “guerra de los ”. Si hace no demasiado las empresas luchaban por ampliar el rendimiento de los procesadores y las tarjetas gráficas, ahora la pugna se ha desplazado a la forma en que el usuario interactúa con el juego.

En realidad, quizá sería más correcto hablar de “la guerra por no usar mando”. Microsoft acaba de presentar en la feria del ocio E3 (Los Angeles) su Proyect Natal, un sistema de control basado en el reconocimiento de los movimientos corporales, de la cara, y hasta de la voz del jugador. De esta forma, ya no hace falta mando para jugar. El mando de la consola eres tú.

(más…)

¿Tu sector está saturado? Prueba a cambiar las reglas del juego con una estrategia de océano azul

Miércoles, 25 de febrero de 2009

¿Tu sector de actividad profesional está saturado? Frente a la opción tradicional, que consiste en entrar a competir en un lleno de rivales, la Estrategia de propone crear nuevos mercados con nuevas reglas. La metáfora es la siguiente:

Océanos rojos

Los océanos rojos son los mercados que ya conocemos. Allí, los límites de los diferentes sectores están perfectamente definidos y aceptados, y todo el mundo conoce las reglas para competir en ese juego. Lo normal es que las compañías intenten superar a sus rivales para obtener un trozo mayor en la demanda de un producto o servicio. A medida que el espacio de ese mercado se satura, se reducen las posibilidades de obtener beneficios y de conseguir un crecimiento significativo. Los productos se convierten en bienes de primera necesidad, o en nichos, y la feroz competencia, “cuchillo en mano”, hace que el océano se vuelva rojo por la sangre derramada (suena un poco exagerado, pero resulta bastante gráfico). De ahí lo de océanos rojos.

Océanos azules

Los océanos azules, en cambio, representan un espacio de mercado que todavía no conocemos, y en el que por tanto no hay competencia. En estos océanos, no se lucha por la demanda, porque primero hay que crearla. Aquí hay una amplia oportunidad para el crecimiento rápido y rentable. En estos mercados, la competencia es irrelevante, porque las todavía no han sido establecidas.

La conclusión

En vez de competir con el cuchillo entre los dientes, a veces resulta más eficaz hacer algo diferente a lo que todos los demás hacen. Si tu idea es brillante, conseguirás actuar en un espacio de mercado totalmente nuevo, sin ninguna competencia.

Ejemplos de compañías que cambiaron las reglas

La metáfora de los océanos es muy interesante, pero luego no resulta tan sencillo pasar de la teoría a la práctica. Estas son algunas de las compañías que, de alguna manera, lo han conseguido:

El : Justo cuando el circo parecía herido de muerte, nació el hoy famosísimo Cirque du Soleil, una compañía que cambió las reglas tradicionales y consiguió darle la vuelta a la situación. Introdujeron algo de ópera y ballet, eliminaron del espectáculo a las típicas “fieras tristes”, y agruparon estilos circenses de calidad procedentes de todo el mundo alrededor de un tema central.

: ¿Y si conseguimos que los aspiradores funcionen sin bolsa? James Dyson alteró las reglas de juego del mercado de los aspiradores con su poderoso “separador ciclónico”. Este sistema permite que el polvo y la suciedad vayan directamente al contenedor, y no a un filtro o a una bolsa, como sucedía tradicionalmente.

: En un mercado especialmente saturado como el de las  (Sega, , X-Box, …), a Nintendo se le ocurrió cambiar el concepto. En vez de concentrarse en desarrollar un aparato tecnológicamente más avanzado y con más funcionalidades, la Wii propuso una nueva forma de jugar. Unos diferentes y unos juegos con nuevas temáticas para atraer a un público mucho más amplio. El resultado ya lo conoces: Wii ha creado un mercado -y una demanda- que hasta ahora no existían.

No son malas ideas, ¿no? Si quieres conocer algo más sobre el tema, puedes consultar la web de Blue Ocean Strategy (el libro fue un superventas) o el artículo correspondiente de la Wikipedia.